viernes, 2 de noviembre de 2018

Tarta de Manzana con Nueces Caramelizadas (sin gluten)


¡Hola! 
Hoy venimos con una receta nueva, de las que no se olvidan. 
Este mes se celebra el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day) en Estados Unidos, exactamente el cuarto jueves de Noviembre. En este día de fiesta, las familias se reúnen alrededor de una mesa llena de deliciosas recetas, la mayoría típicas de este día, y otras personalizadas en cada casa. 
En su origen, se organizaba una gran comida para dar gracias por la cosecha del año; y esta tradición se ha mantenido a lo largo de los años hasta la actualidad, donde familias y amigos se juntan para comer, charlar y agradecer todas las cosas buenas del año.


Nosotras hemos hecho una receta muy típica americana y de ésta temporada de otoño: Tarta de Manzana (Apple pie), y le hemos dado nuestro toque con unas nueces caramelizadas. Así participamos en el concurso de Nueces de California donde buscan al Nuez Lover del año y para esta convocatoria debíamos preparar recetas inspiradas en el Día de Acción de Gracias.

La Tarta de Manzana nos encanta, en todas sus versiones y esta vez hemos hecho una base de masa quebrada con harina integral y hemos usado azúcar panela. Hemos usado ingredientes ecológicos, para saborear aún más este postre tan rico. 

INGREDIENTES (para un molde de 25 cm)


Para la masa quebrada:

- 400 gr de harina integral de trigo sarraceno

- 200 gr de mantequilla sin sal 
- 30 ml de agua fría
- 1/2 cucharadita de sal

Para el relleno: 


- 800 gr de manzanas

- 100 gr de azúcar panela o de caña integral
- 40 gr de maicena 
- 50 gr de mantequilla
- 1/2 cucharadita de canela
- 1/2 cucharadita de nuez moscada 
- 30 ml de zumo de limón 

Para las nueces caramelizadas:


- 150 gr de Nueces de California 

- 2 cucharadas de azúcar panela o de caña integral
- 1 chorrito de agua 
- 1 cucharadita de mantequilla 

Para decorar: 


- 1 huevo batido para pintar

- Azúcar panela para espolvorear 
- Helado de vainilla para acompañar (opcional)

ELABORACIÓN

1. En un procesador de alimentos (si no tenéis podéis hacerlo con una batidora de varillas o a mano) ponemos la harina, la mantequilla y la sal y trituramos unos segundos hasta que quede una especie de miga. Vamos añadiendo poco a poco el agua mientras pulsamos el botón de la picadora intermitentemente, para controlar si necesita toda el agua o necesita más. (Nosotras usamos 35 ml pero depende mucho del tipo de harina)

2. Pasamos la masa sobre un papel de horno, formamos una bola y después dividimos en dos partes, una más grande que la otra. Extendemos la parte más grande hasta un grosor de medio centímetro y la colocamos sobre nuestro molde, adaptando bien a las paredes con la yema de los dedos. Cortamos el exceso de masa de los bordes con un cuchillo afilado. Reservamos en la nevera.

3. Extendemos la otra mitad con un grosor también de 0,5 cm y un poco más pequeña que el diámetro del molde, porque esta será la que cubra la tarta. Envolvemos entre dos papeles de horno y reservamos en la nevera.

4. Para hacer las nueces caramelizadas, ponemos una sartén al fuego con el azúcar y el agua y esperamos hasta que el azúcar se funda y empiece a oscurecer. Añadimos las nueces en trozos grandes y la mantequilla y removemos para impregnarlas bien con el caramelo. Reservamos.

5. Para el relleno, pelamos y cortamos en láminas las manzanas. Las ponemos en un bol con el zumo de limón, el azúcar, la maicena y las especias y dejamos reposar hasta que hayan soltado líquido.

6. En la misma sartén donde hicimos las nueces, añadimos la mezcla con las manzanas y cocinamos unos minutos hasta que empiecen a caramelizar. 

7. Sacamos el molde de la nevera y vertemos el relleno en él. Añadimos por encima las nueces caramelizadas (reservamos unas cuantas para decorar) y los 50 gr de mantequilla del relleno, en trocitos.

8. Cubrimos la tarta con el círculo de masa que preparamos, sellamos los bordes bien y pintamos toda la superficie con el huevo batido. Espolvoreamos un poco de panela por encima.

9. Metemos en el horno precalentado a 200º en la rejilla más baja. Horneamos durante 20 minutos. Si vemos que se tuesta demasiado rápido la parte superior, cubrimos con papel de aluminio. Después bajamos la temperatura a 180º y dejamos de 30 a 45 minutos más. Tenemos que comprobar que la base de la tarta esté bien hecha. 

10. Dejamos enfriar sobre una rejilla por completo antes de servir acompañado de un poco de helado de vainilla y unas nueces caramelizadas por encima. 

  
¿Qué os ha parecido la receta? Os aseguramos que es una delicia! 
¡Nos vemos pronto! 

Un besito. 

1 comentario:

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, estaremos encantadas de que dejes tu comentario. Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita!