miércoles, 17 de octubre de 2018

Tarta de nata portuguesa.


¡Hola! 💜
Estamos de vuelta en el blog, después de unas semanas de trabajo con algunos encargos que os iremos enseñando. 
Teníamos ganas de compartiros esta receta, porque es muy fácil de hacer, con muy pocos ingredientes que seguro la mayoría tendréis por casa y además no lleva horno, así que es perfecta para hacer algo rápido sin complicaciones. 



Esta tarta muy típica de Portugal, también se conoce como Tarta Serradura y tiene un sabor dulce y una textura cremosa que combina a la perfección con la base de galletas. 


INGREDIENTES (molde de 18 cm)

- 500 ml de nata para montar
- 370 gr de leche condensada (1 lata pequeña)
- 6 hojas de gelatina neutra
- 30 galletas digestive o maría
- 50 ml de mantequilla derretida

ELABORACIÓN

1. Trituramos las galletas con una picadora o poniendo las galletas en una bolsa de congelación y aplastando con un rodillo. Deben quedar con textura de arena. 

2. Reservamos dos cucharadas de las galletas trituradas para la decoración y al resto le añadimos la mantequilla derretida. Mezclamos bien para humedecer todas las galletas. 

3. Forramos un molde desmontable de 18 cm con papel de horno en la base y añadimos las galletas. Aplanamos bien con ayuda de una cuchara, prensando las galletas para que quede una superficie bien lisa. Dejamos en el frigorífico mientras seguimos con la receta.

4. Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en 100 ml de nata fría. Cuando estén bien hidratadas, metemos en el micro unos segundos hasta que se fundan. 

5. En un bol frío, añadimos la nata restante que también debe estar bien fría y batimos con ayuda de unas varillas hasta que tengamos una textura semi montada. Agregamos entonces la leche condensada y seguimos batiendo hasta terminar de montar la nata. 

6. Por último, le agregamos la mezcla de nata y gelatina y batimos unos segundos más para integrar muy bien.

7. Sacamos el molde del frigorífico y vertemos la mezcla sobre la base. Alisamos bien la superficie y llevamos de nuevo al frigorífico un mínimo de 4 horas, hasta que esté bien cuajada.

8. Antes de desmoldar, espolvoreamos las galletas que habíamos reservado para decorar, y después ya podemos pasar la tarta a un plato y servir. 



¿Qué os ha parecido esta tarta portuguesa? Espectacular, ¿verdad? Os animamos a probarla y si os ha gustado, hacednoslo saber, nos encantará leeros! 

Podéis compartir vuestras recetas con nosotras en nuestras redes: Instagram, Facebook y Twitter

¡Nos vemos pronto!
¡Besitos! 

2 comentarios:

  1. Hola ,la pastelería portuguesa increíblemente deliciosa. Muy casera, con ingredientes sencillos haciéndose fácil la elaboración. Os ha quedado de cine, ,me encanta la pinta y más como sabe. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola! nos encanta la pinta que tiene esta tarta, os ha quedado de lujo y las fotos preciosas! besis

    ResponderEliminar

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, estaremos encantadas de que dejes tu comentario. Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita!