martes, 12 de diciembre de 2017

Tarta Linzer o Linzer Torte.

La Tarta Linzer es una receta de origen austriaco muy conocida y antigua que se suele tomar en Navidad en Austria, Alemania, Suiza... 


Su masa es muy crujiente y con un aroma intenso a frutos secos (por las almendras) y a canela. 
El relleno es de mermelada de frutos rojos y eso la hace muy consistente y un bocado exquisito. ¡En casa nos ha encantado! 


Podemos decorar con el clásico enrejado muy característico de ésta tarta, o hacer decoraciones con la masa más navideñas como estrellitas o corazones para hacerla más romántica. 

INGREDIENTES (molde 20 cm)

- 225 gr de harina
- 90 gr de mantequilla fría 
- 1 cucharadita de canela 
- 100 gr de almendras molidas
- 60 gr de azúcar glas 
- 1 huevo
- 1 bote/300 gr de mermelada de frutos rojos (en nuestro caso fue de fresa)
- Huevo para pintar 
- Mermelada de albaricoque para dar brillo


ELABORACIÓN

1. En un bol grande ponemos la harina, la canela y la mantequilla fría cortada en cubitos y mezclamos con las manos hasta que la mezcla tenga aspecto de migas.

2. Añadimos el azúcar glas y las almendras molidas y mezclamos.

3. Por último, añadimos el huevo ligeramente batido y vamos mezclando, apretando la masa para que se ligue todo bien. Si fuera necesario porque quede muy seca, podemos añadir agua o zumo de limón, pero muy poco cada vez, hasta que la masa no se pegue a las manos y podamos formar una bola. Tapamos y dejamos reposar en la nevera unos 15 minutos.

4. Engrasamos un molde de 20 cm con un poco de mantequilla. Sacamos la masa del frigorífico y partimos en dos partes. Extendemos entre dos papeles de horno hasta dejarla de un grosor de 3 milímetros aproximadamente.

5. Pasamos la masa al molde y con los dedos vamos adaptando bien por todos lados. Cortamos el exceso de masa y rellenamos la tarta con la mermelada elegida.

6. Con el resto de la masa, la extendemos y cortamos tiras largas del mismo grosor. Colocamos las tiras sobre la tarta, dejando espacio entre ellas y pintamos con huevo batido. 

7. Horneamos unos 30 minutos a 180º, hasta que empiece a dorarse un poco.

8. Si queremos dar brillo a la tarta, podemos pincelar con un poco de mermelada de albaricoque aún en caliente. Dejamos enfriar antes de desmoldar. 




2 comentarios:

  1. Hola chicas!! Me encanta esta tarta... esta si que la conocía y tengo ganas de hacerla desde hace tiempo... y es que aparte de buenísima se ve preciosa... Tomo nota de la receta 😉

    ResponderEliminar
  2. Soy muy dulcers y me encantará hacer esta tarta. Probaré de hacerla y luego comentaré los resultados. Gracias pir hacernos partícipes de cosas ricas!!!

    ResponderEliminar

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, estaremos encantadas de que dejes tu comentario. Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita!