lunes, 21 de octubre de 2013

Sorbete "moreno" de limón.

Aquí estoy de nuevo con la receta dulce que os prometí. Ya lo sé...es muy tarde, y casi todos estaréis ya durmiendo, que mañana es Lunes y hay que madrugar... ¡¡Qué poco me gustan los Lunes!! 
Pero bueno, aunque estoy deseando irme a dormiiiir, no podía acostarme sin antes enseñaros esta receta que es muy fácil de hacer, muy fresquita y mezcla dulce con ácido, para los que no sean tan dulzones. 



Y os preguntaréis... ¿Sorberte "moreno"? Pues sí, este sorbete ha tomado el sol este verano... Jajaja Que no... pero como ya sabéis el sorbete de limón suele ser muy blanquito, pero el mío es "moreno" simplemente porque he usado azúcar moreno. No por nada en especial...es que no me quedaba azúcar blanca jajaja.

Bueno, esta receta la he sacado del programa de Canal Cocina de Amanda Laporte, ella hacía sorbete de Mojito y sorbete de Mandarina con ginebra, pero como era la primera vez que lo hacía he preferido hacerlo simplemente de limón.

Así que...¡Allá vamos!

Ingredientes:

  • 1 kg de limones (para 500 ml de zumo)
  • La ralladura de 3 o 4 limones
  • 150 gr de azúcar blanca o morena (si quieres que te salga morenito)
  • 80 ml de agua 
  • 2 claras de huevo

Preparación:

  1. Primero vamos a rallar los limones, sin llegar a la parte blanca de la piel, y reservar la ralladura. Exprimimos los limones hasta obtener 500 ml de zumo. 
  2. En un cazo echamos el azúcar con el agua y ponemos a hervir a fuego bajo unos minutos hasta que el azúcar se disuelva y obtengamos un almíbar. Retiramos del fuego y mezclamos con el zumo de limón y la ralladura. 
  3. Ahora vamos a montar las dos claras de huevo a punto de nieve. Cuando nos quede una espuma blanca que haga picos, estará listo.
  4. Añadimos las claras al zumo de limón y el almíbar, con cuidado de que las claras no bajen de volumen. 
  5. Por último vertemos la mezcla en un recipiente preferiblemente de metal porque cogerá mucho mejor el frío al meterlo en el congelador.
  6. Debemos dejar el sorbete enfriando un mínimo de 4 horas. Tenemos dos opciones: cada 30 minutos (durante las dos primeros horas) removemos la mezcla para romper los cristales que se vayan formando al congelarse; o si no podemos estar pendiente, al final la trituramos para que se mezcle todo y la volvemos a meter otro rato en el congelador. 
  7. Para servirlo podéis sacar bolas como de helado o batir un poco la mezcla para que quede como un batido helado. Yo lo hice de las dos formas, mi madre se lo tomó con la pajita y mi padre a cucharadas jajaja. 








Está muy bueno, pero os tiene que gustar lo ácido también! Sino siempre podéis poner menos cantidad de limón. ¿A que es una receta muy muy fácil? Y se tarda muy poco en hacer, aunque se hace eterna la espera mientras está en el congelador jajaja

Bueno, con esto os dejo, y volveré prontito con más recetas dulces, que tengo algunas en mente...mmmm que se hace la boca agua! 

Espero que os haya gustado y si queréis comentarme algo, ya sabéis qué hacer! 

Muchísimos besos a todos! 






2 comentarios:

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, ¡estaremos encantadas de que dejes tu comentario! Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita! ¡Y vuelve prontoooo!