viernes, 16 de septiembre de 2016

Tarta de queso y melocotón.

Después de las vacaciones y los exámenes de septiembre, ¡volvemos a la carga! 

Hoy os compartimos una receta que hicimos hace un tiempo, y como aún está haciendo calor en muchas ciudades, es perfecta para casi no tener que hornear y tenerla lista ¡sin esfuerzos!




Sabemos que a muchos os encantan las tartas de queso, así que os aconsejamos que probéis ésta, porque os encantará. Podéis combinarla con las frutas que más os gusten y estén de temporada. 

En este caso optamos por unos melocotones, que aportan un toque dulce perfecto con la combinación de queso. 





Hoy vamos a usar una masa de hojaldre ya preparada, para hacer la receta mucho más rápido. Os aconsejamos que compréis una de calidad, que quede bien crujiente al dorarla en el horno. 



INGREDIENTES

- 1 lámina de hojaldre (o de masa quebrada si lo prefieres)
- 250 gr de queso mascarpone
- 250 gr de queso crema 
- 125 ml de nata para montar
- 125 gr de azúcar glas 
- 2 cucharadas de esencia de vainilla
- 1 lata de melocotones en almíbar 


ELABORACIÓN


1. En primer lugar, vamos a precalentar el horno a 200º.

2. Desenrollamos la lámina de hojaldre, la colocamos sobre el molde ajustando bien con los dedos para cubrir todas las paredes. Quitamos el exceso de masa pasando un cuchillo al ras del borde.

3. Con un tenedor pincharemos la base de la masa. Podemos colocar un papel de horno y sobre él algo que haga peso, como unos garbanzos secos; esto ayudará a que la masa no se infle durante el horneado. 

4. Metemos la masa en el horno y dejamos cocer unos 15 minutos, hasta que veamos que los bordes se han dorado. Dejamos enfriar mientras preparamos el relleno.

5. En un bol, ponemos los dos tipos de queso, el azúcar glas tamizado y la esencia de vainilla, y batimos con energía hasta que quede cremoso y sin ningún grumo. Reservamos en el frigorífico.

6. En otro bol, vamos a montar la nata que debe estar muy fría, al igual que las varillas. Batimos durante unos minutos, hasta que coja cuerpo. 

7. Añadimos la nata poco a poco a la mezcla de quesos y mezclamos bien con una espátula, con movimientos suaves. 

8. Vertemos la mezcla sobre la base de la tarta, alisamos bien la superficie y la llevamos a la nevera hasta que el relleno coja consistencia.

9. Vamos cortando los melocotones en rodajas no muy finas, y cuando la tarta haya enfriado bien, colocamos las rodajas. 

10. Enfriamos en la nevera antes de servir. 









Esperamos que os guste y la pongáis en práctica. ¡Nos vemos pronto!

Millones de besitos. 

8 comentarios:

  1. Suelo hacer mucho esta combinación, queda riuísima!! me alegro de verte y mil besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí? :) Queda bastante rico! Muchas gracias por pasarte por aquí guapa. ¡¡Besazos!!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    pues que buena pinta tiene, seguro que te ha quedado de maravilla jeje,
    Por cierto, acabo de seguir tu blog, ¿Podrías seguirme devuelta?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!! Gracias por seguirnos y por el comentario :) También te he seguido en tu blog hace un rato, me ha encantado *-* ¡Besitos!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Gracias por visitar mi blog y seguirme. Es un placer haber conocido el vuestro y seguiros de vuelta.

    ME gusta mucho esta tarta y aunque sea difícil de creer ¡nunca he hecho una tarta con melocotones! hay que ponerle solución ya...

    ¡Besos mil y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Igualmente, Cuca! :D Te recomendamos que la pruebe, porque si te gusta el melocotón..te va a encantar esta tarta *-*
      ¡Besitos guapa y feliz semana!

      Eliminar
  4. Hola! Qué pinta más buena! Estamos encantadas de teneros por aquí otra vez y esperamos que ls exámenes hayan salido genial! Besis

    ResponderEliminar

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, ¡estaremos encantadas de que dejes tu comentario! Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita! ¡Y vuelve prontoooo!