viernes, 7 de agosto de 2015

Dulce de leche casero.

Por fin retomo la vida del blog después de 3 meses!!! No me lo creo, cómo pasa el tiempo... Tuve que parar por los exámenes finales de la universidad, porque tenía muchos trabajos y muchas torres de apuntes que estudiar... y cuando terminé necesitaba unas vacaciones! 

Lo que resta de verano se me presenta trabajando mucho para septiembre porque es la boda de mi hermana y hay muchas cosas que hacer y alguna que otra asignatura que estudiar también... ¡¡Qué agobio!! jajaja 





Pero no me olvido del blog ni de vosotros. Además, estamos trabajando para hacer cambios de diseño y contaré con ayuda a partir de ahora! Así podremos publicar con más frecuencia. 

La receta que os traigo hoy os va a encantar. Es perfecta para rellenar bizcochos y cupcakes, para decorar tartas, para acompañar helados bien fresquitos... lo que queráis. Eso sí, cuesta dejar de comerlo! 

El dulce de leche es un placer para el paladar... Es como una buena crema de cacao, sencillamente delicioso. 



Puede que haya personas que prefieran comprarlo ya preparado, debido a que su elaboración es larga. Pero para mí, no hay nada como lo hecho en casa, con el toque de cariño que sólo tú puedes ponerle, y esta receta se puede hacer perfectamente mientras preparas otras cosas, porque casi se hace sola. 

Ingredientes: 

- 500 ml de leche entera
- 175 gr de azúcar
- 1/4 de cucharadita de bicarbonato
- Esencia de vainilla al gusto

Preparación: 

1. En un cazo al fuego, calentamos la leche y el azúcar hasta que se empiece a disolver.
2. Añadimos el bicarbonato y la esencia de vainilla y mezclamos bien. 
3. A partir de aquí, hay que dejar la mezcla al fuego bajo-medio, removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue. 
4. El tiempo de cocción puede variar, pero suele ser de 2 a 3 horas. Conforme pasa el tiempo notaremos como va cogiendo consistencia y tomando un color tostado, como cuando hacemos caramelo. 
5. Cuando tengamos la textura que deseemos, parecida a una crema; apartamos el cazo del fuego y removemos para que el dulce de leche se vaya enfriando. Una vez frío, espesará mucho más, por eso no debemos dejarlo al fuego más tiempo de la cuenta. 
6. Una vez templado o frío, podemos pasarlo a unos tarros de cristal y conservarlo en la nevera. Aguanta un par de semanas o tres en botes sin esterilizar. 





¿Os animáis a prepararlo? Con estos ingredientes tenéis para unos 200 gr de dulce de leche. 

¡Cuidado de no coméroslo a cucharadas! Ya os digo que resulta difícil... 

Nos vemos pronto, guapis! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, ¡estaremos encantadas de que dejes tu comentario! Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita! ¡Y vuelve prontoooo!