miércoles, 7 de enero de 2015

¡Mini roscones de reyes!

¡Se acabaron las navidades! Noooooo.... :( 

¿Cómo se han portado los reyes?
¿Os han traído muchas cosas?
Yo estoy muy contenta, he debido ser muy buena! Porque me han traído muchas cositas. 

Hoy os traigo la receta del roscón de reyes que desayunamos ayer y que me hubiese gustado subiros antes pero ayer fue imposible, ya sabéis, con el jaleo de los reyes, reunirse con la familia, las comidas y tal... Así que anoche la escribí y hoy la edito para ponerosla rápido que ya me tengo que poner a estudiar y estoy liada con un trabajo. 

Para mi gusto es una receta que podéis hacer cuando queráis, aunque no sea navidad, pero sino ya la tenéis para el año que viene, porque tenéis que probarla! 


Es la primera vez que hago roscón y una masa de este tipo, y aunque al principio era un poco escéptica a que me saliera bien, os aseguro que siguiendo todos los pasos de la receta de Ibán Yarza os va a salir genial.

La receta la encontré en el canal de YouTube de Robin food http://youtu.be/S4_CCMw_4xw

Además os viene la receta para hacer el chocolate para acompañar!



Así que, ¡allá vamos!

Ingredientes para la masa madre (prefermento):

- 90 gr de harina de fuerza
- 50 gr de leche
- 2 gr de levadura seca de panadería

Preparación:

1. El día antes o unas tres o cuatro horas antes de hacer la masa del roscón, mezclamos los ingredientes del prefermento, amasando ligeramente un par de minutos hasta que esté todo bien integrado. Lo envolvemos en papel film, lo dejamos reposar 30 minutos fuera de la nevera y luego lo refrigeramos hasta el momento de usarlo. Yo lo hice el día antes y lo tuve casi 24 horas en el frigo.

Ingredientes para la masa del roscón:

- La masa madre que teníamos preparada
- 340 gr de harina de fuerza
- 120 gr de leche entera con la piel de media naranja, la de medio limón y una ramita de canela, para hacer una infusión.
- 70 gr de azúcar
- 4 gr de levadura seca de panadería/15 gr de levadura fresca
- 2 huevos
- 60 gr de mantequilla fría
- 3 cucharaditas de ron
- 2 cucharaditas de agua de azahar
- Ralladura de medio limón y media naranja
- Huevo batido para pintar
- 200 gr aprox. de nata (en mi caso nata vegetal) para rellenar los roscones


Preparación:

- Yo lo hice con la kitchen aid para amasar, ya que hay que estar mucho tiempo y se me hacia cansado, pero podéis hacerlo a mano perfectamente.
- Antes de nada ponemos la leche en un cazo con la piel del limón y la naranja, y la ramita de canela y dejamos infusionar. Obviamente al hervir, la leche reducirá y nos quedaremos con menos cantidad. Nosotros usaremos unos 75 gr de esa leche para la masa. Hay que ir viendo el líquido que necesita la masa ya que no todas las harinas absorben igual.
- Una vez fuera del fuego la leche, le añadimos el ron y el agua de azahar y reservamos hasta que lo vayamos a usar.
- Ahora vamos a unir la harina con el azucar, los huevos, la levadura y las ralladuras de limón y naranja. Mezclamos bien
- A continuación colamos la leche y la vamos añadiendo poco a poco a la masa mientras amasamos. Yo necesité 75 gr de leche.
- A partir de aquí debemos anasar unos 10 minutos a velocidad baja-media si usáis un robot.
- Después vamos a añadir la mantequilla fría, cortada en daditos, poco a poco. Deberemos amasar entre 10-15 minutos más hasta que la mantequilla se haya integrado por completo y tengamos una masa lisa y muy suave.
- En este punto podemos hacer la prueba de la membrana, es decir, cogemos un poquito de masa y con los dedos la estiramos con cuidado. Si conseguimos que quede una capa fina, transparente, como una "membrana" es que la masa esta bien amasada y lista.
- Le damos un poco de forma de bola y la ponemos en un bol, ligeramente engrasado para que no se pegue, y la dejaremos fermentar sobre 1 hora u hora y media. Hay que observarlo también porque va a depender de las condiciones de cada casa. Debe estar en una habitación cálida, yo la puse en el salón cerca del radiador y me tardo 1 hora y media en doblar de volumen. También podéis precalentar el horno al mínimo, apagarlo y meter la masa, eso creará un núcleo de calor que le ayudará a levar. Pero no debéis ponerla en sitios con demasiado calor o focos directos porque entonces no subirá.
- Pasado el tiempo de la primera fermentación, cogemos la masa y vamos a darle un amasado suave con las manos, esto ayudará a sacar el aire de la masa. Se llama desgasificar la masa. Si vais a hacer el roscón entero le dais forma redonda, lo tapais y esperáis unos 15 minutos más antes de hacerle el agujero. Si queréis hacerlos minis, tamaño donuts cómo los míos, cortais la masa por la mitad, cada mitad otra vez por la mitad y de nuevo por la mitad, así hasta tener 8 partes. Voleamos cada parte para darle forma de bolita, tapamos con un paño y dejamos 15 minutos también de reposo. 



- Tras los 15 minutos, ya podemos hacerles los agujeritos a los roscones. Podéis poner algo en medio para que no se cierre el agujero, porque la masa está tensa y tiende a volver a su sitio. Si tenéis cortadores redondos pequeños podéis usar eso, yo no tenía así que hice "anillos" con papel de aluminio. 



- Ahora vamos a dejarlo de nuevo a fermentar, 1 hora y media más aproximadamente. Hasta que los "rosconuts" se hinchen y pongan gorditos. Antes los pincelamos con huevo batido bien, y los tapamos con un trapo.
- Precalentamos el horno a 200 grados.
- Cuando haya pasado el tiempo, volvemos a pintar con huevo batido, decoramos a nuestro gusto y los llevamos al horno durante 16 minutos, siempre vigilando que no se doren demasiado, si vemos que se doran muy rápido por arriba, tapamos con papel de aluminio y dejamos que terminen de hacerse.
- Cuando estén listos dejamos que se enfríen antes de abrirlos y rellenarlos con la nata montada o lo que queráis!
Como en casa no nos gusta la decoración típica que se les suele poner, pues los dejé tal cual, con azucar glass por encima y listo.




¡¡Viva el azúcar glass!! 





¿No os parecen monos? Jajaja 

Yo creo que en este tamaño son perfectos y además para mi gusto quedan más bonitos. 










Y si lo mojas en chocolate ya... ¡¡¡¡¡¡riquísimo!!!!!! Demasiado eh? 

Bueno, espero que os haya gustado, esta receta merece la pena hacerla porque es fácil y además el roscón dura hasta el día siguiente muy bien. 

Si aún no le habéis puesto la nata, al día siguiente antes de rellenarlos podéis meterlo unos minutos al horno, así estarán más blanditos. 

Os dejo por hoy chic@s! Muchísimos besitos y que tengáis buena vuelta a la rutina! Muaaaaaaaaaaks!! 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, ¡estaremos encantadas de que dejes tu comentario! Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita! ¡Y vuelve prontoooo!