lunes, 28 de octubre de 2013

Dulces para Halloween.

Ya sólo quedan unos días para la gran noche de Halloween. Realmente el origen de esta festividad es celta; celebraban el final de la temporada de cosechas y el fin del verano. Se consideraba el Año nuevo celta y se disfrazaban usando trajes y máscaras porque pensaban que de este modo ahuyentaban a los espíritus malignos.


Este día se relaciona con el Día de Todos los Santos porque antiguamente cuando predominaban las fiestas paganas, se intentó suplantar esta festividad por una cristiana.





Finalmente, cuando los inmigrantes irlandeses llegaron a Norteamérica, transmitieron su versión de esta fiesta, introduciendo la costumbre de tallar las calabazas gigantes, y hacia finales de los años 70 fue cuando se internacionalizó el día de Halloween gracias al cine y series de televisión.


Aunque aquí tenemos una idea generalizada de la fiesta de Halloween por las influencias norteamericanas, no en todos los países se celebra del mismo modo. El otro día hubo una conferencia en mi Universidad sobre el Día de los muertos en México y explicaban como para ellos esta festividad no era para disfrazarse de cosas terroríficas e inculcar el miedo a los espíritus, sino todo lo contrario, para honrar a los difuntos.


Pero sí es cierto que el modo más extendido en la mayoría de países de celebrar este día es con la gran noche de Halloween y a todos nos gusta, sobre todo a los más peques, disfrazarnos, comer chuches y dulces y hacer fiestas.


Así que hoy os traigo algunas ideas de lo que podéis hacer para esta fiesta. Como todo, lo mejor es dar vuestro toque de inspiración, podéis hacer muchísimas cosas, lo que se os ocurra, ¡dejad volar vuestra imaginación!


Para los cakepops usé una receta muy sencilla y pocos ingredientes. Me gustan muchos estos dulces porque sino te apetece comerte un trozo de tarta entero, con estas bolitas tan ricas tienes la dosis de dulce perfecta. Además es ideal para hacer en casa con niños, se divertirán muchísimo.


En este caso no las hice de bizcocho, sino con galletas oreo. Aquí os dejo lo que necesitaréis.


Ingredientes:

  • Galletas oreo
  • Philadelphia con milka
  • Chocolate Candy Melts de color naranja
  • Palitos para cakepops
  • Fondant marrón, verde y negro

Preparación:

  1. Trituramos las galletas oreo, con un picador o metiéndolas en una bolsa y aplastándolas con un rodillo.
  2. Pesamos las galletas trituradas y de la cantidad que nos salga pondremos la mitad de philadelphia, es decir, en mi caso use 200 gr de oreo así que puse 100 gr de philadelphia. Siempre es mejor echar poco a poco, integrar bien todo y probar a hacer las bolitas, si se hacen sin dificultad y la masa no se pega a las manos, están listas.
  3. Cuando tengáis todas las bolitas hechas las ponemos sobre papel de horno en una bandeja y las metemos al frigorífico durante 20-30 min (tienen que endurecer y estar bien frías).
  4. Pasado ese tiempo, sacamos las bolitas del frigo y las dejamos a parte mientras fundimos el candy melts (para que el palito pinche bien en la bola, hay que sacarlas del frigo unos 5 minutos antes, calculando dependiendo de la temperatura ambiente).
  5. Una vez que tengamos el candy melts fundido vamos a mojar un poco el extremo de los palitos y pincharlos en el centro de las bolas, más o menos hasta la mitad. Cuando estén todos los palos pinchados, volvemos a meter al frigorífico, lo justo para que el candy melts se solidifique.
  6. Después hacemos el mismo paso de antes, sacamos los cakepops unos minutos antes y cubrimos con los candy melts, introduciéndolos en el chocolate. Dejamos enfriar antes de decorar con el fondant para hacer las caritas de las calabazas.

    Las calabacitas de decoración están hechas con fondant, al igual que el gato negro que decora uno de los cupcakes. 







Por otro lado, hice unos cupcakes decorados con buttercream y chuches. Podéis usar cualquier receta que os guste, yo use una básica de vainilla (libro: muffins&cupcakes, bocados exquisitos) y los rellené de chocolate.

Ingredientes:

  • 4 tazas de harina
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 ½ cucharada de levadura
  • Una cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 8 cucharadas de mantequilla
  • 2 tazas de leche
  • Una cucharada de esencia de vainilla
  • Chuches para decorar

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 220º y ponemos los papelitos de cupcakes en el molde.
  2. Tamizamos la harina, la levadura y la sal. Reservamos.
  3. Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Añadimos la mantequilla derretida, la leche y la vainilla y batimos enérgicamente.
  4. Vamos incorporando la harina poco a poco, con movimientos envolventes.
  5. Vertemos la mezcla en los moldes y horneamos durante 20 minutos. Comprobamos que están hechos pinchando con un palillo y observando si sale seco.
  6. Decoramos con la buttercream que más os guste y la teñimos con colorantes, podéis mezclar varios colores para que al decorar con la manga pastelera salgan como en las fotos.







    ¡Feliz Halloween a todos! 


4 comentarios:

  1. Me encantan tus dulces Clara, eres una artista!! La tarta del cumple de Alvaro quiero hacerla contigo!! tienes que enseñarme. Besitos de tu hermana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que siiiiii! Ve pensando qué tarta quieres regalarle y la hacemos juntas :)

      Eliminar
  2. Vaya pinta tienen, debían de estar buenísimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! A la familia que se los llevó les gustaron muchísimo, ni un día han durado, eso es buena señal supongo! jajaja

      Eliminar

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, ¡estaremos encantadas de que dejes tu comentario! Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita! ¡Y vuelve prontoooo!